Tenemos que hablar de lo nuestro

Pero de lo nuestro nuestro. De lo que pasa cuando no hay nadie más que nosotros dos. Tú y yo. De cómo nos tratamos y cómo nos hablamos. Creo que es importante que nos paremos a pensar y a mirarnos un rato. Que esto pare un momento y siga como tiene que seguir.

A mí me gustaría, por empezar por algún sitio, que me hablaras con más respeto, que no me juzgaras tanto, que no aprovecharas la mínima ocasión para decirme que no puedo, que soy idiota por haberme equivocado o que estoy fea, que tengo demasiado pelo o demasiada chicha hoy. Que no sé hacerlo.

Querría que me dijeras cosas un poco más bonitas. Que me hablaras con amor también cuando lo único que te apetece es enfadarte conmigo, cuando las cosas no salen como esperaste. Mejor dicho, sobre todo ahí, que es cuando más te necesito.

No te confundas. No te estoy pidiendo que me digas que soy perfecta ni que lo seas tú ni que no te atrevas a ponerme delante los fallos. Es más, por contradictorio que parezca, te pido que lo hagas siempre, que me ayudes a ver en qué puedo mejorar, que me metas caña, pero que sepas elegir el momento y no seas el juez más duro del mundo porque así me paralizo y yo lo que quiero es andar. Contigo.

Otra cosa que quiero es que no me compares tanto con los demás, que te acuerdes de vez en cuando de que de cada vida solo se ve una parte, que cada uno lleva lo suyo, que no solo se heredan los bienes, sino también las deudas.

Yo, a cambio, te prometo escucharte mejor, no ignorar tus ritmos, encontrarte ratos para las cosas que te gustan. Que siempre nos han gustado.

Te prometo dejar de pedir perdón por defecto. Por ser, por estar, por el espacio que ocupamos. Pero saber también cuándo pedirlo para que no se nos quede dentro. Intentaré ser también yo más amable, dejar de decirte lo que puedes sentir y lo que no. Lo que está bien. No agarrarme tan fuerte al yo soy así por no querer molestarte ni molestarme.

Sé que te pido mucho. Y que no siempre voy a saber darte todo lo que te estoy prometiendo, que más de una y más de dos y más de tres se me va a olvidar cumplir estas promesas.

También ahí tendrás que perdonarme.

Y entender

Que somos uno.

 

En serio. Párate otra vez.

 

Si no lo hacemos nosotros

Yo

Quién

 

(Imagen: La Morisque)

2 comentarios sobre “Tenemos que hablar de lo nuestro

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: